Reanudan venta de citas para emisión de pasaportes

TEGUCIGALPA.- El director general de Migración y Extranjería, Nelson Willy Mejía, informó que desde el lunes 6 de julio se reanudó en los bancos el sistema de venta de citas para tramitar el pasaporte, el cual presentaba averías técnicas a nivel nacional desde el 26 de julio.

La Dirección General de Migración y Extranjería se encuentra ofreciendo sus servicios al público de 8:00 de la mañana a 4:00 de la tarde.

La Dirección General de Migración y Extranjería se encuentra ofreciendo sus servicios al público de 8:00 de la mañana a 4:00 de la tarde.

El funcionario reconoció que el problema “ha exigido a los equipos de trabajo informáticos extenuantes jornadas de trabajo, a fin de restablecer este servicio para los usuarios, esfuerzo que ha redundado en que el mismo se encuentra operando a partir del día lunes 6 de julio”.

Según Mejía, a pesar del inconveniente ocurrido, “el sistema de emisión de pasaportes no se ha detenido ni suspendido; las personas que han requerido su pasaporte por emergencia, se han abocado a nuestras oficinas y han adquirido su cita para el trámite de pasaporte realizando su pago en la banca comercial a través de recibo de pago de la Tesorería General de la República (TGR)”.

La Dirección General de Migración y Extranjería se encuentra ofreciendo sus servicios al público en horario de 8:00 de la mañana a 4:00 de la tarde, en el edificio Aceyco, sobre el anillo periférico, en la zona de la colonia La Cañada, “horario de atención que no ha sido interrumpido en ninguno de los días anteriores”.

El trámite respectivo de presentación de requisitos y captura de datos, mantiene un tiempo de espera para impresión y entrega de aproximadamente 30 minutos, apuntó Mejía.

Explicación necesaria:

LA TRIBUNA Online respeta el libre pensamiento de sus lectores. Y por ello publica sus comentarios -- que no pasen de 500 palabras--, tal como los envían, incluso con su ortografía. Pero sugiere que se utilice, indistintamente del criterio político o ideológico de sus autores, un lenguaje que no ofenda la moral y las buenas costumbres. Caso contrario, nos obligarán a omitirlos.

Opina sobre esta nota