Criminalidad y delincuencia se ensañan en Honduras

Por: Horacio Elvir Rojas

No nos gusta escribir sobre el mismo tema, pero los hechos y circunstancias nos obligan a hacerlo, y además porque si los callamos o los ocultamos, sufriríamos un gran peso de conciencia, que sería condenado por nuestra sociedad.

Los crímenes aterradores y espeluznantes que a diario se vienen cometiendo a lo largo y ancho del país, nos recuerdan los tristes hechos apocalípticos que registra la historia de la humanidad cuando ésta era abatida por las pestes, el hambre, las guerras y la muerte que en Honduras, un país pobre, pequeño y despoblado, fue  enlutado por culpa de las pasiones políticas de algunos de sus hijos que se vieron obligados a sufrir las más trágicas persecuciones desatadas por la dictadura, al imponer la macabra trilogía del “encierro, entierro y destierro”, como fórmula expedita que justificara los asesinatos o el exilio a países extranjeros.

La delincuencia y la criminalidad, no me canso en repetirlo, se viene ensañando en este país, de tal manera que la sociedad honrada ya no soporta el exterminio y devastación que están cometiendo los antisociales patrocinados por el narcotráfico, el crimen organizado, pandilleros, mareros, secuestradores, asaltantes, atracadores, extorsionadores, etc., que, según testimonios divulgados por la prensa, están íntimamente confabulados con algunas autoridades y miembros de la escala básica y altos oficiales de la Policía Nacional.

Al principio fuimos incrédulos que tales cosas estuviesen sucediendo, pero con el correr del tiempo, con las declaraciones de la alta cúpula policial, nos dimos cuenta que algunos miembros de la institución estaban coludidos en acciones delictivas con los antisociales. El propio señor Presidente de la República y su ministro de Seguridad, dieron órdenes estrictas para hacer una investigación imparcial sobre las denuncias y hechos imputados en contra de los policías corruptos,  proceder a su depuración, y, por consiguiente, cancelar el nombramiento de todos aquellos que estuviesen comprometidos en acciones ilícitas.

A decir verdad, la sociedad hondureña ya no soporta estar oyendo y leyendo en los medios de comunicación masiva, las trágicas masacres, incendios y asesinatos que se registran en los presidios nacionales, donde diariamente aparecen reos brutalmente asesinados o ahorcados, lo mismo que las tendaladas de muertos enterrados en cementerios clandestinos, que personas particulares encuentran masacrados en carreteras, caminos, calles y en sus hogares.

Muchas personas expresan sus sentimientos de cólera, al decir que el pueblo honrado de Honduras está agotando la paciencia al ver tanta inseguridad e impunidad, y hasta claman hacerse justicia por sus propias manos, como una manera de cobrar venganza en contra de los delincuentes, porque ya están cansados de vivir bajo el terror y el miedo y las constantes amenazas a quienes se niegan a pagar el famoso “impuesto de guerra”.

Nosotros, que contamos con muchos años de experiencia militando en la política y ejerciendo la docencia, en cuyos campos hemos tratado con individuos con distintos carácteres e ideologías, así como con jóvenes que aspiran a vivir en un mundo de dicha y felicidad, no hemos encontrado la justificación para que haya tanto encono y resentimiento a no ser que sea por la falta de cultivo de los valores morales y cívicos que no hemos inculcado a nuestros hijos y adolescentes, o por no tener  oportunidades, por carecer de pan, tierra, techo, trabajo, vivienda, escuela y salud, que son motivos, más que suficientes, para rebelarse contra las injusticias que cometen las autoridades y la misma sociedad, que a veces los hace vivir bajo los rigores de la miseria y la pobreza.

El pueblo hondureño se pregunta: ¿Dónde están las órdenes emanadas del señor Presidente de la República y el señor ministro de Seguridad Pública, para que la “Operación Relámpago” cumpla su cometido de combatir en todos sus flancos a la delincuencia?

Queremos señalarles a esos dos altos funcionarios, que la sociedad hondureña ya no cree en falsas promesas, porque hasta el momento no encuentra respuestas contundentes que apoyen el combate a la delincuencia y la criminalidad, que a pesar de toda la propaganda y publicidad que le hicieron al aprobarla ha ido en aumento en todos los sectores del país.

Nos hacemos otra pregunta ¿Qué inversionista nacional o extranjero se atrevería a invertir en Honduras, a sabiendas que en este país reina la inseguridad y la impunidad? La culpa no solo es de parte de nuestras autoridades civiles y militares, sino que también de nuestro pueblo que le ha faltado agallas para enfrentar con coraje y valentía los problemas de inseguridad y nos está haciendo aparecer como un “país de timoratos y cobardes”.

Comentarios

4 Comentarios de “Criminalidad y delincuencia se ensañan en Honduras”
  1. jireth dice:

    s verdad talves alla un presidente asi como el jeneral CARIAS o otro que ponga mano dura a honduras

  2. Ex-liberal dice:

    BAH!….BAZOFIA DE COMENTARIO!!…

  3. RAMO dice:

    HONDURAS NECESITA EN LA ACTUALIDAD UN CLON QUE TENGA GENES DE: CARIAS,PINOCHET Y VILLEDA MORALES.PORQUE PONGO A ESAS TRES PERSONALIDADES?
    CARIAS IMPLANTO SEGURIDAD,[DICEN QUE ANTES DE CARIAS EL PAIS ERA UN CAOS TOTAL]PINOCHET,SEGURIDAD Y PROGRESO.[PINOCHET SIN DUDA DERROTO A LOS COMUNISTAS EN CHILE].
    VILLEDA MORALES, UN HOMBRE VISIONARIO UN VERDADERO ESTADISTA.[SU PLAN DE GOBIERNO AUN SIGUE VIGENTE PERO NO SE HA APROVECHADO POR SUS INTER PARES].

  4. Rolando Obando dice:

    PUES YO CREO QUE ES TIEMPO DE QUE EL PUEBLO EMPIESE A TERMINAR CON TODOS LOS CRIMINALES Y TAMBIEN CON TODOS AQUELLOS CORRUPTOS QUE SE SIENTEN ONIPOTENTES E INMORTALES ,AQUELOS QUE DESDE EL CONGRESO NACIONAL SE PROCLAMAN PADRES DE LA PATRIA PERO EN LA REALIDAD SON UN CRANDES LADRONES Y CRIMINALES TAMBIEN, A ELLOS EL PUEBLO HONDURENO LES PUEDE DECIR QUE LA BALAS TAMBIEN LES ENTRAN. A LOS MAESTROS QUIENES SE OLVIDARON DE ENSENAR EN LA AULAS DE CLASES POR DEDICARSE TAMBIEN A LA CORRUPCION , A COBRAR CHEQUES DE LOS CUALES NUNCA TRABAJARON PARA GANARSE ESE CENTAVO, A ELLOS TAMBIEN LES DECIMOS MEJOR QUE EMPIECEN A COMPRAR SU MORATAJA. HONDURAS SE ESTA CANSANDO.

Explicación necesaria:

LA TRIBUNA Online respeta el libre pensamiento de sus lectores. Y por ello publica sus comentarios -- que no pasen de 500 palabras--, tal como los envían, incluso con su ortografía. Pero sugiere que se utilice, indistintamente del criterio político o ideológico de sus autores, un lenguaje que no ofenda la moral y las buenas costumbres. Caso contrario, nos obligarán a omitirlos.

Opina sobre esta nota

 
 
 
Revistas:     CHEQUE | Onda Deportiva | Vivela | Extra Entretenimiento