ESCRITORES CENTROAMERICANOS DE LA EPOCA COLONIAL

DARIO GONZÁLEZ C.

Es de público conocimiento, que la Centroamérica colonial llena exactamente un período de tres siglos de prolongadas agitaciones e inusitados sobresaltos.

Coronel Tomás de Adalid Gamero y Muñoz

El prominente intelectual Dr. Antonio Castro Leal, miembro del Colegio Nacional y de la Academia Mexicana de la Lengua; solía manifestar, que el colonialismo en términos generales lo llaman así, como tema literario algunos escritores que tienen bien arraigados los sucesos y personajes, los usos y las costumbres de la época colonial; es decir del período histórico durante el cual, las naciones hispanoamericanas fueron colonias de España y que abarca unos 300 años, que van de principios del siglo XVI a principios del siglo XIX. Por un interés puramente investigativo, nos enfrascamos en conocer la literatura de esa época y que mejor fuente de información que la catalogación de publicaciones que realizó don Miguel Ángel García, contentiva en tres volúmenes de 1620 a 1971 y publicada por el Banco Central de Honduras, encontrando un caudal de información que ha contribuido a divulgar de manera eficaz la bibliografía nacional.

Nuestra investigación inicia con Francisco Carrasco del Saz; nació en Trujillo Honduras, obispado de Comayagua, en el Reino de Guatemala, de donde pasó al Perú y en la universidad de Lima, recibió los grados literarios y fue abogado de aquella audiencia, siendo oidor de la Audiencia de Panamá hoy de Santa Fe, falleció en 1650, Lipenio en su biblioteca jurídica lo llama Varón Optimo y curioso disertador y don Marcelino Menéndez y Pelayo en su historia de la poesía hispanoamericana, lo recuerda como literato nacido en la América Central.

Escribió “Cosas de la Curia” (1630) y “Comentarios Sobre Algunas Leyes de la Recopilación de Castilla” reimpresión Madrid (1648), datos tomados de la Revista del Archivo y Biblioteca Nacional Página 238, tomo VII escritos por José Mariano Berinstain de Souza (1929)

FRAY FERNANDO ESPINO: natural de Nueva Segovia, obispado de Honduras, según afirma Berinstain y lo recalca Rafael Heliodoro Valle, en “Historia del Libro Hondureño”, publicado en el diario “El Día” mayo de 1953.

En la imprenta de  “Pineda Ibarra” Guatemala (1674) edita La Historia de la Reducción y Conversión de Taguizgalpa”, con “La Vida y Virtudes y Prodigios de Tres Mártires”, también publicó “La Relación Verdadera de la Reducción de los Indios Infieles de la Provincia de Taguizgalpa, Llamados Xicaques”.

Y en 1676 “Razón del Estado en que se Hallan las Reducciones de Indios Infieles que están a Cargo de los Religiosos de Nuestro Padre San Francisco de esta Provincia del Santísimo Nombre de Jesús de Guatemala”, así en la provincia de Taguizgalpa, en los Parajes de Xicaque y Jamastrán del obispado de Comayagua, como en la Nueva Segovia y Parajes de la Pantasma, del Obispado de Nicaragua. Este opúsculo fue impreso en Guatemala, bajo la responsabilidad de Joseph de Pineda Ibarra.

JESUITA JUAN DE UGARTE: nació en Tegucigalpa el 22 de junio de 1662 y ordenado en el noviciado de Tepozotlán, de la provincia de México, fue maestro de latinidad de Zacatecas y enseñó Filosofía en el Colegio San Pedro y San Pablo de México, se le considera como El Fundador de las Misiones de las Islas Californias.

En 1711, escribió la noticia de la Balandra nombrada “Del Triunfo de la Santa Cruz  en su viaje al Golfo de California y Costa del Sur de la América Septentrional (1709)”.

Su deceso ocurrió en el año de 1730. El libro “Vida y Virtudes del Venerable Juan de Ugarte, Misionero de las Islas Californias” se publicó en México en 1752.

En 1909 la prensa de Tegucigalpa  afirmaba que era un acto de patriotismo, adquirir  dicha obra para nuestra biblioteca nacional.

DIEGO LÓPEZ DE OROZCO: La Revista del Archivo Nacional en su página 240, tomo VIII, afirma según Berinstain que era nativo de la Provincia de Comayagua en el reino de Guatemala. López de Orozco escribió el famoso discurso sobre la población de los puertos de Trujillo y Santo Tomás de Castilla en la Provincia de Honduras, que están casi despoblados, editado en Guatemala imprenta “Pineda” 1752.

FRAY JOSÉ LINO FÁBREGA: En el nuevo tiempo, número 745, nuestro eximio polígrafo Valle, afirma que nació en Tegucigalpa un 22 de septiembre de 1746; y entró a los veinte años al colegio de Jesuitas de Tepozotlan México, alcanzó la expulsión siendo novicio y se embarcó en Veracruz el 29 de Noviembre de 1767, en la fragata nombrada “San Miguel” profesó en Italia a 3 de Noviembre de 1771 y murió allí mismo el 20 de Mayo de 1797.

Escribió la admirable obra “Explicaciones de las Figuras Jeroglíficas del Códice Bergano Mexicano”.

FRAY JUAN ZERÓN: En la página 238 del tomo VIII, de la revista del Archivo y Biblioteca Nacional del año de 1929, afirma el escritor Souza, que este Fraile era natural   de Las Minas de Tegucigalpa, ordenado Jesuita en 1663, enseñó Teología y gobernó los colegios de Chiapas y Tepozotlán.

Fue misionero en la provincia de Michoacán, falleció en San Luis Potosí el 24 de Enero de 1705, escribió varios tratados, siendo uno de ellos “Virtulibus Theologis” que se encuentra en la biblioteca de México.

JACOBO BERNADIS: Afirma el explorador norteamericano William V. Wells, que era natural de Trujillo, publicó “Golpe de Vista sobre Honduras”, “Consideraciones en sus Relaciones Físicas y Geográficas Seguido de un Comunicado sobre la Riqueza de Olancho y Yoro”, “Reseña del Historiador Valle en el Nuevo Tiempo” edición 745 que no se tiene la certeza si editó el opúsculo ya mencionado.

JOSÉ TOMÁS DE ADALID GAMERO Y MUÑOZ: Sus ancestros provienen de los reinos de España, nació en la villa de Nuestra Señora de la Concepción de Rivas, en el año de 1771.

A finales del siglo XVIII, se radica en la villa de Danlí, es el autor de “Un Tratado de Filosofía” escrito en latín y editado en Guatemala en 1792. Así como “La Cartilla Irónica para Entrar a la Moda” que data del año 1806. Nuestro consagrado historiador Luis Hernán Sevilla, confirma que es un documento poético de habla española más antiguo de la América Central, con provechosas enseñanzas que aun pueden ser utilizadas por los ultra refinados lectores de la era espacial.

El compendio filosófico ya mencionado lo escribió cuando era colegial del seminario Tridentino, de Nuestra Señora de la Asunción de Guatemala; ignoramos las razones que le obligaron a abandonar la carrera eclesiástica para luego incorporarse a la milicia. En nuestra iglesia parroquial, siendo oficiante el presbítero Miguel Ignacio de Córdova y Artica, un 12 de Octubre de 1802, unen sus destinos con la agraciada joven María Mercedes Ordaz, procrearon tres hijos: Manuel José Antonio (1804), Francisco Luciano (1807) y Rafaela Josefa María (1809).

En 1811, el monarca español Fernando VII le otorga el despacho de Coronel del Batallón de las Milicias Disciplinadas de Olancho, por gentileza de la familia Gamero, guardamos en nuestros archivos la fotocopia facsimilar.

Ese mismo año, según la exhaustiva investigación de Sevilla Rojas, fallece en Sonaguera Colón.

Vale recordar que el Coronel de Milicias José Tomás de Adalid Gamero y Muñoz, es el fundador de la prosapia Gameriana en Danlí.

Al concluir este recuento de las letras coloniales, recordamos al extinto historiador Víctor Cruz Reyes, cuando pernoctaba por estos predios orientales, nos solicitó ubicar testimonios de archivo, acerca de una escritora nativa de esta comarca, que a principios del siglo XIX, enviaba artículos para ser publicados en La Gaceta de Guatemala; como la búsqueda resultó infructuosa, quedamos con el deseo de conocer pormenores de la nobel escritora.

La destacada panamericanista Licenciada Adilia Zavala Cárcamo, quien tiene el mismo interés de conocer sobre sus andanzas al momento de abordarla, nos manifestó que el historiador ya citado encontró en los archivos de México, nota referencial de un rotativo de aquella nación, haciendo crítica mordaz acerca de la vestimenta de la mujer centroamericana, así como sus modales un tanto desaliñados, desde Jamastrán (1813) quien ostentaba el seudónimo de “La Guanaca Pueblerina”, refuta aquellos agravios y lo hace en lengua castiza y también en francés. Es de suponer que esta defensora de la mujer centroamericana, haya adquirido algún grado de cultura en la antigua metrópoli guatemalteca o quizá en otras latitudes.

Es nuestro anhelo que este sucinto resumen cronológico, elaborado sin el debido rigor metodológico contribuya a honrar a los pensadores de aquella lejana época.

Esperamos que sus lecturas se encaminen al bien común, fortaleciendo con hechos y no palabras, los esfuerzos que reclama nuestra Honduras en todas las manifestaciones del saber humano.

dariogonzalezcaceres@yahoo.com

Explicación necesaria:

LA TRIBUNA Online respeta el libre pensamiento de sus lectores. Y por ello publica sus comentarios -- que no pasen de 500 palabras--, tal como los envían, incluso con su ortografía. Pero sugiere que se utilice, indistintamente del criterio político o ideológico de sus autores, un lenguaje que no ofenda la moral y las buenas costumbres. Caso contrario, nos obligarán a omitirlos.

1 de “ESCRITORES CENTROAMERICANOS DE LA EPOCA COLONIAL”
  1. selvin dice:

    interesante

Opina sobre esta nota