Más beliceños para el Savio

SAN PEDRO SULA. La directiva del Deportes Savio anunció el inicio de la pretemporada para mañana en esta ciudad, y comenzará con la escogencia de talentos.

El entrenador Hernán García, quien fue ratificado en su cargo, decidirá cuál será el escenario que van a utilizar para la búsqueda de jóvenes talentos tal como lo realizó el campeonato anterior que fue en las instalaciones de la 105 Brigada.

Hernán García seguirá dirigiendo al Deportes Savio.

Según lo han adelantado, los copanecos, jugarán el torneo Apertura con jóvenes, ya que el presupuesto que manejan para el campeonato venidero es reducido, por eso se ven en dificultades de contratar futbolistas de recorrido en la Liga Nacional.

Han anunciado la contratación de futbolistas como Meyer Sánchez, César Medrano y Mario Girón, todos cedidos a préstamo por Motagua.

Además, la junta directiva del Savio llegó a un acuerdo con Marathón, para que los verdes les cedan a préstamo a los jugadores Dennis Suazo, Kelvin Castillo y Víctor Moncada.

De cara al torneo Apertura, Deportes Savio fichará también a tres jugadores de origen beliceño, los futbolistas son seleccionados nacionales y participaron en las eliminatorias mundialistas de Sudáfrica 2010, dirigidos por “Chelato” Uclés, quien los está recomendando.

No sería la primera vez que los copanecos se reforzarían con jugadores de ese país, en años anteriores ya lo hizo con los futbolistas Elroy Smith, Harrison Róchez y Deon Mcculey, de buena actuación.

Explicación necesaria:

LA TRIBUNA Online respeta el libre pensamiento de sus lectores. Y por ello publica sus comentarios -- que no pasen de 500 palabras--, tal como los envían, incluso con su ortografía. Pero sugiere que se utilice, indistintamente del criterio político o ideológico de sus autores, un lenguaje que no ofenda la moral y las buenas costumbres. Caso contrario, nos obligarán a omitirlos.

Explicación necesaria:

LA TRIBUNA Online respeta el libre pensamiento de sus lectores. Y por ello publica sus comentarios -- que no pasen de 500 palabras--, tal como los envían, incluso con su ortografía. Pero sugiere que se utilice, indistintamente del criterio político o ideológico de sus autores, un lenguaje que no ofenda la moral y las buenas costumbres. Caso contrario, nos obligarán a omitirlos.

Opina sobre esta nota