Conadi, Ciudad Mateo y los jubilados

Uno de los mayores fiascos financieros de la historia de Honduras ha sido crear una institución como Conadi y el gobierno de Honduras convertido en socio de empresas o proyectos que posteriormente fracasaron. Ese desvío de fondos que no acarreó responsabilidades civiles ni penales a funcionarios o beneficiarios de los fondos, parece intentar repetirse.

El afán inusitado del director ejecutivo de Injupem por trasladar las inversiones de US$ de entidades financieras que son supervisadas por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros, para invertirlas como “socio” en inversiones de energía limpia, es un salto al vacío que puede poner en precario la situación actuarial del instituto con un monto de US$ 200 millones de “inversión”.

Las entidades financieras están obligadas por ley a publicar sus estados financieros trimestralmente. Sin embargo, los afiliados a Injupem no conocemos cuál es la situación financiera de las empresas en donde quiere ser “socio” el director del Injupem con los fondos de los aportantes y nunca vamos a conocer sus estados financieros porque en Honduras no hay un mercado de acciones.

La única forma en que, inversiones en empresas no sean riesgosas, es que el mismo gobierno de Honduras, garantice solidariamente la inversión que   haga Injupem.  De otra forma, nos exponemos a quedarnos sin jubilación por una decisión desatinada.

El Artículo 49 de la Ley de Injupem obliga al instituto a hacer sus inversiones en las condiciones más altas de seguridad y rentabilidad. En ninguna parte se señala que el instituto puede lanzarse a inversiones en operaciones bursátiles.

Los afiliados, pensionados y jubilados de Injupem, esperamos que la idea de su director ejecutivo no sea compartida por la junta directiva del instituto y menos por personeros del gobierno, que deben estar protegiendo los intereses de más de 11,000 jubilados y más de 50,000 aportantes al sistema de jubilaciones y pensiones de empleados del Poder Ejecutivo.

No queremos otra Conadi, ni otra Ciudad Mateo a costa de los recursos que hemos aportado por largos años.

Severo Guardado
Tegucigalpa, M.D.C.

Explicación necesaria:

LA TRIBUNA Online respeta el libre pensamiento de sus lectores. Y por ello publica sus comentarios -- que no pasen de 500 palabras--, tal como los envían, incluso con su ortografía. Pero sugiere que se utilice, indistintamente del criterio político o ideológico de sus autores, un lenguaje que no ofenda la moral y las buenas costumbres. Caso contrario, nos obligarán a omitirlos.

Opina sobre esta nota

 
 
Revistas:     CHEQUE | Vivela | Extra Entretenimiento