Explicación necesaria:

LA TRIBUNA Online respeta el libre pensamiento de sus lectores. Y por ello publica sus comentarios -- que no pasen de 500 palabras--, tal como los envían, incluso con su ortografía. Pero sugiere que se utilice, indistintamente del criterio político o ideológico de sus autores, un lenguaje que no ofenda la moral y las buenas costumbres. Caso contrario, nos obligarán a omitirlos.

3 de “INDICADORES.- El viceministro del Trabajo, Carlos Montes, reconoce que el aumento del salario de manera abrupta en el Gobierno de Manuel Zelaya Rosales acentuó los indicadores de desempleo en el país.”
  1. Jose dice:

    CALLEJAS

    Soy un estudiante hondureño de la Escuela de Leyes de la Universidad de
    Harvard.
    El pasado lunes, empezamos a abordar los temas "La Corrupción en
    Centroamérica" y el tema más discutido, para mi sorpresa fue el
    gobierno del señor José Rafael Leonardo Callejas Romero 1990-1994.
    El profesor Mark Rubeintein, un especialista en la materia y
    reconocido además por sus investigaciones, nos proporcionó una copia
    del documento "Caso 2301490 o, la Corrupción del ex presidente
    Callejas".
    Dicho documento, que consta de 52 páginas, fue elaborado en Honduras
    por la Comisión contra la Corrupción y está avalado, por el
    Departamento de Estado bajo el numero Hond2301490, CallejasRomero9094.
    En el mismo, se detalla que el ex gobernante se apropió de una forma
    inescrupulosa de 280 millones de Lempiras al crear una cuenta
    adicional a la que, como mandatario le corresponde o, Cuenta
    Confidencial.
    Según el informe, Callejas Romero sustrajo dicha cantidad del Fondo de
    Estabilización y Desarrollo de la Industria Petrolera al igual que, de
    fondos destinados para la reconstrucción de la zona sur, así como para
    infraestructura económica y desarrollo rural.
    Revela dicho informe, que el ex presidente, destinó a solo una semana
    de haber asumido el poder, 262 mil (doscientos sesenta y dos mil)
    dólares para pagar tarjetas de crédito de Americam Express y
    Credomatic.
    Demuestra, que para ello, tuvo como cómplices a su secretaria privada
    Estela Álvarez, a la administradora de Casa de Gobierno Almandina
    Zelaya de Rivera y al señor Rafael Rodríguez, este último, quien se
    encargaba de cobrar los cheques y luego, depositarlos en las cuentas
    0189-00337722325 del Sunbank de Miami y en la, 043449859 del SouthEast
    Bank de la misma ciudad a nombre de la esposa, Norma Regina Gaborit de
    Callejas.
    Y como si fuera poco, según el documento., de ese dinero del pueblo,
    Callejas Romero pagó una deuda de su movimiento político al Banco del
    Ahorro hondureño por un millón de dólares, le entregó a Mario Rivera
    López 10 millones de Lempiras, Gilberto Goldstein tres millones,
    Roberto Ramón Castillo y Sara Isabel Castillo 136 mil dólares por
    "gastos de representación" y a sus hijos, Rafael Leonardo 66 mil
    dólares y Lastenia 25 mil dólares.
    Se agregan a la lista, cheques de viajero por montos de 262 mil, 115
    mil y 257 mil a nombre de Estela Álvarez, Almandina Zelaya de Rivera y
    Rafael Rodríguez los que, después fueron a parar a la cuenta del ex
    presidente.
    El detalle general de los movimientos de los 280 millones de Lempiras
    malversados por Callejas, dice el informe fueron:
    1991 31 millones, 1992 60 millones, 1993 111 millones y en el último
    año se su gestión 7 millones.
    Cierra el informe, con la revelación de un acto inescrupuloso, como
    los anteriores como ser, el cobro del cheque numero: 587335 por tres
    millones 100 mil lempiras, fechado el 28 de enero, un día después que
    Callejas Romero le había entregado el poder a su sucesor, Carlos
    Roberto Reina.
    Como estudiante del último año de la escuela de leyes, me siento
    indignado sobre todo, por la impunidad que goza el ex presidente el
    que, con tantas pruebas a la vista y sobre todo con una certificación
    oficial del Departamento de Estado, Callejas Romero siga disfrutando
    de todo lo que sustrajo de las empobrecidas arcas de mi país y como si
    fuera poco, se le considere un miembro de la elite burguesa mientras,
    miles de niños no tienen nada que comer, las escuelas están vacías sin
    los más mínimos implementos y las bodegas de los hospitales vacías
    porque con los 280 millones que despilfarró Callejas, muchas de esas
    necesidades se hubieran cubierto.

  2. Luis Cruz dice:

    Es ministros tienen su valor… invito a este funcionario público a vivir con el actual salario minimo un par de meses y luego lo vuelven a entrevistar y nos comparta su "experiencia" la cual es el día a día de cualquier familia hondureña. Sigamos pensando en colores cuando vamos a votar pueblo hondureño.
    Sigamos elegiendo gente con este pensamiento y seguiremos donde estamos!!
    Exijamos educación y salud y a mediano plazo tendremos un pueblo pensante, con eso se acabará el reinado de esta gente.

    • Rafael dice:

      CALLEJAS

      Soy un estudiante hondureño de la Escuela de Leyes de la Universidad de
      Harvard.
      El pasado lunes, empezamos a abordar los temas "La Corrupción en
      Centroamérica" y el tema más discutido, para mi sorpresa fue el
      gobierno del señor José Rafael Leonardo Callejas Romero 1990-1994.
      El profesor Mark Rubeintein, un especialista en la materia y
      reconocido además por sus investigaciones, nos proporcionó una copia
      del documento "Caso 2301490 o, la Corrupción del ex presidente
      Callejas".
      Dicho documento, que consta de 52 páginas, fue elaborado en Honduras
      por la Comisión contra la Corrupción y está avalado, por el
      Departamento de Estado bajo el numero Hond2301490, CallejasRomero9094.
      En el mismo, se detalla que el ex gobernante se apropió de una forma
      inescrupulosa de 280 millones de Lempiras al crear una cuenta
      adicional a la que, como mandatario le corresponde o, Cuenta
      Confidencial.
      Según el informe, Callejas Romero sustrajo dicha cantidad del Fondo de
      Estabilización y Desarrollo de la Industria Petrolera al igual que, de
      fondos destinados para la reconstrucción de la zona sur, así como para
      infraestructura económica y desarrollo rural.
      Revela dicho informe, que el ex presidente, destinó a solo una semana
      de haber asumido el poder, 262 mil (doscientos sesenta y dos mil)
      dólares para pagar tarjetas de crédito de Americam Express y
      Credomatic.
      Demuestra, que para ello, tuvo como cómplices a su secretaria privada
      Estela Álvarez, a la administradora de Casa de Gobierno Almandina
      Zelaya de Rivera y al señor Rafael Rodríguez, este último, quien se
      encargaba de cobrar los cheques y luego, depositarlos en las cuentas
      0189-00337722325 del Sunbank de Miami y en la, 043449859 del SouthEast
      Bank de la misma ciudad a nombre de la esposa, Norma Regina Gaborit de
      Callejas.
      Y como si fuera poco, según el documento., de ese dinero del pueblo,
      Callejas Romero pagó una deuda de su movimiento político al Banco del
      Ahorro hondureño por un millón de dólares, le entregó a Mario Rivera
      López 10 millones de Lempiras, Gilberto Goldstein tres millones,
      Roberto Ramón Castillo y Sara Isabel Castillo 136 mil dólares por
      "gastos de representación" y a sus hijos, Rafael Leonardo 66 mil
      dólares y Lastenia 25 mil dólares.
      Se agregan a la lista, cheques de viajero por montos de 262 mil, 115
      mil y 257 mil a nombre de Estela Álvarez, Almandina Zelaya de Rivera y
      Rafael Rodríguez los que, después fueron a parar a la cuenta del ex
      presidente.
      El detalle general de los movimientos de los 280 millones de Lempiras
      malversados por Callejas, dice el informe fueron:
      1991 31 millones, 1992 60 millones, 1993 111 millones y en el último
      año se su gestión 7 millones.
      Cierra el informe, con la revelación de un acto inescrupuloso, como
      los anteriores como ser, el cobro del cheque numero: 587335 por tres
      millones 100 mil lempiras, fechado el 28 de enero, un día después que
      Callejas Romero le había entregado el poder a su sucesor, Carlos
      Roberto Reina.
      Como estudiante del último año de la escuela de leyes, me siento
      indignado sobre todo, por la impunidad que goza el ex presidente el
      que, con tantas pruebas a la vista y sobre todo con una certificación
      oficial del Departamento de Estado, Callejas Romero siga disfrutando
      de todo lo que sustrajo de las empobrecidas arcas de mi país y como si
      fuera poco, se le considere un miembro de la elite burguesa mientras,
      miles de niños no tienen nada que comer, las escuelas están vacías sin
      los más mínimos implementos y las bodegas de los hospitales vacías
      porque con los 280 millones que despilfarró Callejas, muchas de esas
      necesidades se hubieran cubierto.
      José

Opina sobre esta nota