Desconocidos llegan a liquidar a 3 jóvenes

Los tres jóvenes fueron sorprendidos por la muerte cuando platicaban en un callejón de la colonia Fuerzas Unidas. 

TEGUCIGALPA.- Tres jóvenes fueron ultimados ayer por la noche en un callejón de la colonia Fuerzas Unidas, zona de la Nueva Capital, de Comayagüela.

Los tres jóvenes fueron sorprendidos por la muerte cuando platicaban en un callejón de la colonia Fuerzas Unidas.

Las víctimas respondían a los nombres de Olvin Geovany Chavarría (18), de oficio pintor; Carlos René Tavárez (29), albañil, y Olman Javier Euceda, todos residentes en el lugar donde perecieron.

Según las primeras investigaciones policiales, las tres víctimas se encontraban platicando en el callejón y ahí llegaron varios sujetos, quienes sin mediar palabra les dispararon en reiteradas ocasiones, con armas 9 milímetros. Los tres muchachos murieron al instante.

Tras el triple asesinato, al sector se hicieron presentes los familiares de las víctimas, quienes lloraban el múltiple asesinato.

Al lugar llegó un equipo forense y varios policías, quienes hicieron el respectivo levantamiento.

Según algunos elementos que cuidaban la escena del crimen, el sector donde fueron asesinados los jóvenes es una conocida zona donde se cometen asaltos y otros delitos.

Explicación necesaria:

LA TRIBUNA Online respeta el libre pensamiento de sus lectores. Y por ello publica sus comentarios -- que no pasen de 500 palabras--, tal como los envían, incluso con su ortografía. Pero sugiere que se utilice, indistintamente del criterio político o ideológico de sus autores, un lenguaje que no ofenda la moral y las buenas costumbres. Caso contrario, nos obligarán a omitirlos.

2 Comentarios de “Desconocidos llegan a liquidar a 3 jóvenes”
  1. Yami dice:

    Es increible la hola de delitos q hay en mi pais la falta de rducacion y la pontesa es lo q nos tiene asi q lasta q dios nos ampare

  2. justiciero dice:

    Nos siguen matando y pa ellos no pasa nada

Explicación necesaria:

LA TRIBUNA Online respeta el libre pensamiento de sus lectores. Y por ello publica sus comentarios -- que no pasen de 500 palabras--, tal como los envían, incluso con su ortografía. Pero sugiere que se utilice, indistintamente del criterio político o ideológico de sus autores, un lenguaje que no ofenda la moral y las buenas costumbres. Caso contrario, nos obligarán a omitirlos.

Opina sobre esta nota