Leverón podría dejar Motagua para ir al extranjero

Redacción Deportes.- El defensor Johnny Leverón, reconoció este martes en su cuenta oficial de Twitter (@JLeveron16), que aún no alcanza un acuerdo económico con Motagua, por lo que no descarta jugar en el extranjero.

“Gracias a todos por estar pendientes. La verdad que no hemos llegado a un acuerdo con Motagua. Esperaremos una oferta del extranjero”, escribió el zaguero central.

Al igual que Jerry Bengtson, Mario Martínez y Roger Espinoza, entre otros, a Leverón le creció la imagen en los pasados Juegos Olímpicos de Londres y al igual que sus compañeros espera correr con la suerte de dar el salto al balompié internacional.

Aunque no profundizó en el porqué sigue sin firmar para los Azules, fuentes de entero crédito, aseguraron que el futbolista tendría una tentadora oferta del extranjero y confía en que la misma se concrete.

Leverón ha sido mundialista en la categoría Sub-17, U-20 y recientemente participó con éxito en la justa olímpica. Además ha sido parte de la selección absoluta bajo la dirección técnica de Luis Fernando Suárez.

Explicación necesaria:

LA TRIBUNA Online respeta el libre pensamiento de sus lectores. Y por ello publica sus comentarios -- que no pasen de 500 palabras--, tal como los envían, incluso con su ortografía. Pero sugiere que se utilice, indistintamente del criterio político o ideológico de sus autores, un lenguaje que no ofenda la moral y las buenas costumbres. Caso contrario, nos obligarán a omitirlos.

Un Comentario de “Leverón podría dejar Motagua para ir al extranjero”
  1. charly dice:

    que bueno por k donde ira necesitan un utilero solo para eso es bueno ese mediocree por k de jugador ni mis cojones ajajajajaja

Explicación necesaria:

LA TRIBUNA Online respeta el libre pensamiento de sus lectores. Y por ello publica sus comentarios -- que no pasen de 500 palabras--, tal como los envían, incluso con su ortografía. Pero sugiere que se utilice, indistintamente del criterio político o ideológico de sus autores, un lenguaje que no ofenda la moral y las buenas costumbres. Caso contrario, nos obligarán a omitirlos.

Opina sobre esta nota