Instituto Hondureño de Cultura Hispánica

Por Adylia Zavala Cárcamo
Prosecretaria

Fue el 12 de octubre de 1951 que un grupo de connotados intelectuales coordinados por  el doctor Jorge Fidel Durón, con el fin de conservar, fomentar y difundir la cultura hispanoamericana  en general y la hondureña en particular, gestionaron y fundaron el Instituto de Cultura Hispánica, posteriormente en 1956 se empezó a trabajar en los estatutos cuando fungió como director don Juan Miguel Mejía en dichos estatutos involucraron un Tratado de Intercambio Cultural entre los gobiernos de España y Honduras. En el año 2003, fueron reformados los estatutos originales por actualizaciones requeridas; en el año 2008 fue aprobado el Reglamento General del Instituto.

El Instituto desde su fundación a la fecha, ha sido dirigido con mucha capacidad, honorabilidad y responsabilidad por profesionales relevantes del  ámbito nacional, amantes del arte, la ciencia y la cultura, tal es el caso del doctor Jorge Fidel Durón, profesor Víctor Cáceres Lara, profesor Graciela Bográn, abogado Ramón Ernesto Cruz (expresidente de Honduras) profesor Rafael Barcales, doctor Jesús Aguilar Paz, abogado Román Valladares, doctor Roberto Gómez Rovelo, licenciado Héctor Gálvez, profesora Gloria Carbajal de Coello, profesora Regina de Aguilar Paz, doctor Víctor Cruz, ingeniero Humberto Prats, licenciada Claudia Aguilar Paredes y actualmente la rectora la doctora Hena Villafranca, quien con el  apoyo de su dinámica directora licenciada Fidelina Molina, se está  fortaleciendo el IHCH, pues están organizando de manera lógica y coherente una serie de4 eventos intelectuales y artísticos, para hacer sostenible la institución, quien , cuenta con un hermoso edificio estilo colonial, ubicado estratégicamente en las Lomas del Guijarro en la ciudad de Tegucigalpa, de donde se divisa toda la ciudad, de las personas que lo visitan quedan maravilladas del estilo del edificio, así como de sus amplios salones y de su terraza que se asemeja  un hermoso mirador, seguro y acogedor, en sus predios, está construido el Parque de la Hispanidad, donde se encuentran dos hermosas estatuas donadas por la Escuela de Bellas Artes.

Cabe destacar que en el año 2005, el doctor Mario Felipe Martínez, presidente honorario del IHCH donó una casa de su propiedad frente a la Alcaldía Municipal de Comayagua, con el  objetivo de establecer en ella una Casa Museo y Centro de Investigación Histórica de la ciudad de Comayagua, el IHCH bajo la figura jurídica de Comodato, ha hecho alianza estratégica con la municipalidad de Comayagua para hacer viable dicho objetivo.

Todos los años con la solemnidad del caso se celebra el Día del Instituto, aniversario de dicha institución, para divulgar la cultura nacional e hispanoamericana, dictan conferencias connotados profesionales, se da a conocer la producción intelectual y material de autores nacionales e internacionales, a través de presentaciones de libros,  recitales, concursos de ortografía de cuentos, obras de teatro entre otros.

Promueve el arte a través de exposiciones en todas las expresiones artísticas, además  promueve, clases de pintura, música, danza, fotografía para niños, jóvenes, adultos, con un método de enseñanza de aprender haciendo, donde se incita a los estudiantes a desarrollar el sentido de la responsabilidad y a su vez, apreciar los esfuerzos de los educandos inculcando los dones de la amistad, la responsabilidad, la solidaridad y el amor por el arte y la cultura, porque es la meta del Instituto.

Recientemente se inauguró una sala de teatro, (República de China Taiwán) con capacidad para 160 personas, en ella se presentan diferentes espectáculos de obras de teatro música,  de formatos pequeños y medianos, con características especiales de luces, sonidos, el cual es un espacio más que viene a llenar las necesidades de nuestros artistas.

De lo expuesto se infiere que el IHCH, contribuye a coadyuvar esfuerzos con el Estado, en el desarrollo cultural y artístico, así como en formar talentos humanos comprometidos con el desarrollo del arte, la cultura, valores, además de principios morales y éticos comprometidos con la consecución del bien común.

Explicación necesaria:

LA TRIBUNA Online respeta el libre pensamiento de sus lectores. Y por ello publica sus comentarios -- que no pasen de 500 palabras--, tal como los envían, incluso con su ortografía. Pero sugiere que se utilice, indistintamente del criterio político o ideológico de sus autores, un lenguaje que no ofenda la moral y las buenas costumbres. Caso contrario, nos obligarán a omitirlos.

Explicación necesaria:

LA TRIBUNA Online respeta el libre pensamiento de sus lectores. Y por ello publica sus comentarios -- que no pasen de 500 palabras--, tal como los envían, incluso con su ortografía. Pero sugiere que se utilice, indistintamente del criterio político o ideológico de sus autores, un lenguaje que no ofenda la moral y las buenas costumbres. Caso contrario, nos obligarán a omitirlos.

Opina sobre esta nota