Chávez: Una vocación

Por: Benjamín Santos

Existe la vocación, pese a la opinión de mi recordado profesor  Óscar Morales Herrera quien en Ocotepeque nos decía que la persona  inteligente puede hacer cualquier cosa con igual entrega y autenticidad. Y hay dos actividades que se vuelven imposibles sin una vocación, es decir sin un llamado interior y sin una inclinación natural para su desempeño: la política y la religión. Ambas actividades  requieren una renuncia radical  a todo interés personal y a una vida cómoda. Quien no esté dispuesto  a una entrega  total  al servicio de Dios y del prójimo en el primer caso y de la comunidad que  dirige  en el segundo, haría en dedicarse a otra cosa, porque carece de vocación.

El presidente Chávez, ahora en capilla ardiente, manifestó desde joven  una clara vocación política en su doble sentido: la búsqueda incansable del poder y un  alto espíritu de servicio sin lo cual la vocación de poder pierde sentido. Como ocurre con todas las personalidades fuertes  obligaba a tomar partido en favor o en contra de sus posiciones, levantaba olas de amor y odio, pero nadie podía permanecer indiferente o neutral en su  presencia. De lejos chocaba  su real o aparente arrogancia, pero quienes lo trataron de cerca dicen que era un hombre jovial y tierno.   Su obsesionado apego a la ideología que empezó a estudiar desde su tiempo de cadete le generaba igualmente aceptación en unos y rechazo en otros.

Ante la ausencia  de liderazgos carismáticos  en el continente, Chávez figuró como una excepción. Siempre supo hacia dónde quería ir y  avanzó hacia su objetivo sin vacilaciones. No venía del campo diplomático, sino de una formación y ejercicio militares. Quizá por eso era bruscamente franco y  había que conocerlo de cerca para apreciar su verdadera personalidad.  Así dicen quienes lo trataron  personalmente.  Su obra tuvo una doble dimensión: su política interior  que los venezolanos pueden apreciar mejor y una política exterior fuertemente orientada  a la unidad del continente  con exclusión de lo que denunció sistemáticamente como el imperialismo norteamericano.

Mientras los venezolanos acompañados de más de 50 jefes de estado y de gobierno le dicen adiós a Chávez, muchos nos preguntamos qué pasará con el chavismo sin Chávez. Como pasa siempre con personalidades políticas fuertes, había aglutinado en torno suyo a una cantidad suficiente de  seguidores que le hicieron posible  un largo período de 14 años en el poder, pero también  había logrado  como reacción la unificación de la oposición en su contra. Probablemente esos dos bloques sufran  un proceso lento de atomización  como ha ocurrido siempre en la historia  cuando han desaparecido  los grandes líderes de la humanidad. Es lo que ha ocurrido, pero en ciencia política no hay teorías y menos leyes inmutables, porque la conducta humana no obedece a leyes naturales  como ocurre con los fenómenos  de la naturaleza, de lo contrario no sería posible que un malo se convierta en bueno y viceversa.

Quienes apenas hemos leído biografías del presidente Chávez, no podemos entenderlo totalmente. No sabemos cómo optó por el socialismo  habiendo sido un militar formado como tal en tiempos de la guerra fría cuando los ejércitos latinoamericanos fueron alineados en la lucha anticomunista.  Puede ser que las Fuerzas Armadas venezolanas no hayan sido afectadas tan fuertemente  por esas tendencias de la época o que Chávez, como parece ser la verdad, se supo mover al interior de la institución  para avanzar en su formación ideológica sin  que su grupo fuera descubierto. Detrás está, como hemos dicho, su vocación política. Por otra parte  por lo que le oímos, incluso en los últimos días de su vida, era un cristiano. Fue dramático su llamamiento público a Dios para que le enviara  sus llagas y su cruz, pero que le conservara un poco más la vida.  Sin embargo  fue duro  y hasta irrespetuoso  con la jerarquía de la Iglesia Católica desde el Papa hacia abajo.

Pese a su retórica y a sus aparentes contradicciones el mundo ha lamentado la muerte del Presidente Chávez. Por el lado que se le mire fue un hombre excepcional  aunque  hay que reconocer  que   fue ciudadano de un país petrolero y que su liderazgo coincidió con los más elevados precios del oro negro. Consuelo a quienes  hicieron de Chávez su ídolo y calma a quienes lo odiaron por su ideología. Yo, que no nací para fanatismos, lamento su muerte.

Comentarios

10 Comentarios de “Chávez: Una vocación”
  1. Ana M. dice:

    Abogado gracias a Dios tuve la oportunidad de ser su alumna y me siento orgullosa de eso. Respecto a este articulo la verdad que usted tiene un punto de vista en cuanto a ideales que comparto! Hay gente que no entiende lo que usted escribe y no se molesta en analizarlo. Y para bien o para mal la capacidad de liderazgo que demostro Chavez es de admirar, que si el actuo mal. Dios lo juzgara!!

  2. Bernie dice:

    Excelente análisis Abogado, soy alumno suyo y me gusta leer las columnas que publica sábado a sábado, la de este sábado esta fenomenal, muy objetivo y rico en contenido. Me gustaría saber si ahora el mundo pesa menos o pesa mas, por que como usted ha dicho para algunos significa tristeza y para otros alegría, es una pena que tipos como el desaparezcan tan fácilmente y que sea difícil que aparezcan figuras como el. Lo que verdaderamente admiro es que al igual que Morazan persiguia la UNIÓN, cosa que no muy a menudo se ve pero este era un caso especial puesto que tenia el apoyo de quienes pensaban igual a el.

  3. Carlos h dice:

    El sr chavez cometio un grave error com imperfceto que somos, pidio al creador vida en vez de pedirle sabiduria para cumplir la palabra de las sagradas escrituras si no lean los salmos el rey david

  4. .B.SANTOS dice:

    Charles: Pude haer sido más crítico con el autoritarismo de Chávez, pero no es bueno echar tierra sobre quien creíamos que ya iba a estar bajo tierra, Chávez fue una mezcla de grandes defectos y grandes virtudes . Relea mi artículo y verá que está balanceado.

  5. OMAR dice:

    No es lo mismo carisma que enga~nar a incautos y a la vez dejar que los vivillos se aprovechen del ego de un megalomano,lider puede ser cualquier persona que se lo proponga,pero hacia donde los lleva ya ese es otro cuento.El balance final de Chavez es que pudiendo dejar un pais en condiciones optimas,lo dejo que da lastima.

  6. Alexis dice:

    La forma en que usted Don Benjamin, escribe y desarrolla este articulo, se persibe, que no permite que algo fanatice su mente. Yo senti simpatia por el presidente Chavez, por su carisma y su vocacion de servicio de ayudar a los mas pobres de su patria; a esos ciudadanos venezolanos, marginados, olvidados y excluidos por todos los gobernantes anteriores. El ensayo de Gabriel Garcia Marquez sobre los dos Chavez, se descubre porque era como era, el presidente Chavez..
    Desde los nueve años ayudo al ingreso economico de sus padres, vendiendo dulces y frutas en una carretia. Circunstancia que lo ha de haber marcado para aceptar y reconocer su origen de clase. Que muchos cuado llegan a la presidencia olvidan y desconocen.
    Su carisma y liderazgo, traspaso las fronteras de su pais, el continente y el mundo. Los mandatarios y delegaciones del mundo que estuvieron en Venezuela el Viernes pasado lo comprueban. Pues antes de Chavez se conocia a Venezuela solo por el petroleo y las mises.

  7. Charles dice:

    No creía que Benjamín santos era de tendencia izquierdista ,porque con esta columna se a tirado de barriga con un títere de los Castro que no fue mas que un instrumento de cuba para aprobechar que con los petrodólares expandiera el comunismo en Latinoamérica.

  8. Lisa Bermudez dice:

    Para mi Chavez fue un lider charlatan, burlon, populista, irrespetuoso y muchas veces vulgar. que supo endulzar el oido de las masas pobres y marginadas que les ofrecia y daba lo que era de ellos, pues al final el petroleo es de todos los venezolanos, tenia la retorica necesaria para engañar a los imberbes, nada fuera de lo comun, no veo que hizo nada bueno en Venezuela pues sigue siendo un pais dividido, hay pobreza, hay crimen, desorden, la educacion y la salud muy mal, dividio a los venezolanos, despojo de bienes a muchas empresas y consorcios arbitrariamente y al final robo como todos los corruptos anteriores, cambio la Constitucion de su pais y despues violo la nueva, asi que de Lider y hombre extraordinario no le veo nada, a mi no me dejo nada positivo como ser humano o politico. Estan haciendo grande alquien no lo es ni lo fue. no fue un Ganhdi, ni una Sor Teresa de Calcuta ni un Juan Paulo Segundo.

  9. un hondureño dice:

    me gusta su postura objetiva don benjamin, sin tomar partido describio al lider continental, amado en honduras por los que reconocen los favores desinteresados que hizo al pais, tractores, petreolofia fiado a bajo interes, campañas de salu, etc. y odiado por los golpistas, porque gracias a el fueron expulsados de todos los foros internacionales. los a corralo de tal manera el comandante, que quedaron aislados del resto del mundo, a tal grado que ni uribe los reconocio publicamente. hay razon que gorileti lo odie, si gracias a el, este zarandajo no fue presinte de nadie, hasta pepe lobo lo desconocio cuando le retiro con las patas el retrato a este animal, que se habia mandado hacer para colgarlo en la galeria de mandatarios de la casa presidencial. buena columna don benjamin felicidades.

  10. Jhonny Sabillòn dice:

    Excelente apreciaciòn don Benjamin. De manera infortunada nos han preparado para el individualìsmo por lo que las vocaciones en favor del pròjimo se han vuelto muy opacas. Que al Presidente Chavez la tierra le sea leve.

Explicación necesaria:

LA TRIBUNA Online respeta el libre pensamiento de sus lectores. Y por ello publica sus comentarios -- que no pasen de 500 palabras--, tal como los envían, incluso con su ortografía. Pero sugiere que se utilice, indistintamente del criterio político o ideológico de sus autores, un lenguaje que no ofenda la moral y las buenas costumbres. Caso contrario, nos obligarán a omitirlos.

Opina sobre esta nota

 
 
 
Revistas:     CHEQUE | Onda Deportiva | Vivela | Extra Entretenimiento