Tiburcio Carías Andino: Es digno de recordar su cumpleaños

gustavo-arguetaEl feliz natalicio del último  caudillo que recoge la historia, como la egreria figura del “HOMBRÓN DE ZAMBRANO”, de recia y respetable personalidad, no puede quedar en el olvido frío, obscuro  y solitario, porque a los grandes forjadores de la pacificación de un país, en constantes guerras fratricidas, no se les recuerda por su muerte, sino por su vida de servicio a la Patria, con obras, que son amores de corazón y no del diente al labio, con palabras bonitas, dulzonas y pegajosas de los demagogos, acostumbrados siempre a engañar incautos, humildes y sencillos, quienes por necesitar y merecer afecto sincero y compartido de los políticos,  creen que el bienestar “prometido”, es pan para todos los pobres que se mueren de hambre y de frío en la densa geografía nacional; pero, la verdad, monda y lironda, como decía el viejo amigo y correligionario, abogado Román Zúñiga J., es otra, cruda, dura y que perdura hasta que se logre superar las encrucijadas o asechanzas de los gratuitos detractores y acérrimos enemigos de la paz duradera y desarrollo del país.

Así las cosas, el General Carías, hombre de paz, hombre de guerra, hombre de campo, profesor de escuela primaria, catedrático de álgebra y trigonometría, magistrado y hombre de toda actividad patriótica, dando ejemplo de trabajo sano y constructivo, valor, entereza y tolerancia, en todo momento, apostó a la hazaña de  hacer, con sus propias manos y con las cenizas de los amados muertos en batalla, “UNA NUEVA HONDURAS” de progreso, concordia y conciliación, y lo alcanzó, con creces, por saber navegar, sin miedo, en contra de la corriente y salir avante, por su fe, por su fortaleza y por sus firmes convicciones patrióticas; por algo, el ilustre poeta y literato ELISEO PÉREZ CALDASO, ha escrito con su pluma magnífica: “El General Carías, era uno de esos titanes de obsidiana, que con un pie en la realidad y otro en la leyenda, se paseaba triunfante por la historia, con la sensación de ser, más que hombre, designio de la naturaleza, que de vez en cuando aparecen en el escenario de la política , para encausar a los pueblo0s y a las naciones por su auténtico camino”. “Nadie, quizá, después de Morazán, ha sido tan idolatrado ni tan escarnecido y en eso radica, precisamente, su preciado don de su extraordinariedad”.

El general Carías, después de permanecer 16 años en el solio presidencial,  salió caminando erguido y orgulloso de su misión cumplida, rumbo a su viejo y humilde rancho, sito en la aldea de Zambrano, donde gozaba de visitas y saludos de afecto y respeto, hasta que sus propios adversarios que veían en el caudillo un personaje excepcional y en la actualidad, añoran su ausencia en la “Casa de Piedra”, como se llamaba antes de la casa presidencial. Por esto y más, es obvio y evidente, el profundo sentimiento de todo un pueblo agradecido y nosotros compartiendo el mismo sentimiento, humildemente, escribimos en un programa cívico-cultural en la década de oro de la educación nacional (50) sobre la lucha heroica del JEFE SUPREMO DEL PARTIDO NACIONAL DE HONDURAS, en los siguientes términos: “AÑO  1923: Corría este año, después otros, bañados de sangre y lágrimas fratricidas: Érase una y otra vez de volver a las moloteras,  en los cerros, en los valles y en las montañas de la Patria, sacudida y aterida por el dolor y luto que producen las guerras entre hermanos inconscientes y rebeldes al GRITO DE LA PAZ.

La  humanidad de los débiles y  humildes compatriotas de tierra adentro, de caite y azadón, no servían más que de carnaza de cañón: El sol no alumbraba en el horizonte de la Patria, sino que oscurecido por la pólvora de la fusilería,  los días  y las noches transcurrían bajo el  terror y LA LUZ DE LA ESPERANZA, se apagaba con el primer contacto con el aire y con el ruido de tambores y cornetas en los campos de combate,  mientras  el pueblo seguía frustrado y anonadado en el laberinto de la pasión sectaria y del odio cofre entre hermanos, sin que nadie pudiera amputar el dedo fatídico que señalaba el angustioso y sangriento camino de la guerra, sin percatarse que la guerra ni de ángeles es buena: ¿Qué trabajo y progreso  podría haber en un perpetuo estado de caos o de guerra? ¿Qué economía podría fortalecerse SIN PAZ DURADERA? Fue el  General Carías que proclamó y cimentó, con decisión y firmeza, los principios de austeridad y  autoridad que sustituye la violencia y anarquía por la paz, manantial de vida sana, próspera y feliz, cuya semántica se traduce en amor a la Patria, que nos hace falta para unirnos todos en un solo haz de voluntades para emular la filosofía de Carías que se agigantó con los humildes, a quienes supo dar cariño y protección con sinceridad, humildad y sencillez, sin la hipocresía de los populistas; jamás  quiso endeudar  el país con préstamos del exterior.

Mejor la austeridad que la ostentación con dinero prestado, decía, bajo el brillo de la estrella “SOLITARIA” que él llamó así para significar la unidad y dignidad del partido de azul profundo, en consecuencia, el mejor homenaje al cumpleañero de hoy, 15 de marzo, es trabajar con denuedo a hidalguía, por la paz duradera que él fundó, como base sólida de una vida humanista, progresista, con libertad y justicia social. Y nosotros que constituimos ahora la vieja guardia y el voto duro, infalible, de nuestro querido  Partido Nacional, esperamos, jubilosos y orgullosos de ser cachurecos de abolengo y de firme convicción, desde que tenemos uso de razón, otro triunfo rotundo en las urnas de noviembre, sin ambages ni reticencias y sin mirar hacia atrás, para que no nos pase lo de la mujer de Lot, entiendes Sancho amigo? Y VIVA EL GENERAL Y DOCTOR TIBURCIO CARÍAS ANDINO, CON MOTIVO DE SU CUMPLEAÑOS!

Del Manto Blanco de Intibucá, 15 de marzo, año  2013

Comentarios

3 Comentarios de “Tiburcio Carías Andino: Es digno de recordar su cumpleaños”
  1. A.QUIQUE dice:

    RECUERDO CUANDO YO HERA UN NINO, SI BIEN RECUERDO VAGAMENTE UNOS SEIS O TALVEZ SIETE ANOS TUBE LA OPORTUNIDAD DE DARLE LA MANO AL GENERAL CARIAS ,EN SU CASA DE HABITACION YA EL RETIRADO DE SUS FUNCIONES COMO POLITICO,YA QUE MIS PADRES DE AFILIACION NACIONALISTA EN ESPECIAL MI MADRE DE ILAMA SANTA BARBARA ,MI ABUELO CONSTANTINO AGUILAR HERMANO DEL DR.JESUS AGUILAR PAZ,.MI PADRE SIEMPRE ME REPETIA QUE YO HERA UN CARISTA. AL PASAR LOS ANOS Y SIENDO ADULTO,COMPRENDI MUCHAS COSAS, Y ENTENDI LO QUE HERA CONSERVADOR Y ESTO NO ME AGRADO YA QUE ES ESTAR EN CONTRA DE LAS MAYORIAS Y ES ESTAR A FAVOR DE UNOS POCOS. A PARTIR DEL 28 DE JUNIO SIENDO LIBERAL TOME LA DECICION DE ABANDONAR ESTE PARTIDO POR LO QUE USTEDES YA LO SABEN.HOY EN DIA SOY UN SOLDADO DE MORAZAN ,CABANAS Y DE ESE GRAN LEON DE LA LIBERTAD Y LA REFUNDACION. ESTOY EN LA LINIA CORRECTA ,ME AGRADA Y TRABAJARE POR ESE CAUSA JUSTA Y HONESTA QUE AGRADA A DIOS Y MI CONSIENCIA. AT. A. QUIQUE

  2. Luis dice:

    Con tu permiso:

    ENCIERRO: Para los delincuentes.
    DESTIERRO: Para los terratenientes explotadores y traficantes de favores y pseudo capitalistas.
    ENTIERRO: Para los que no hicieron caso a los 2 puntos anteriores.

    Aunque les duela, Carias si sabia mandar, ahorrar y administrar.

  3. MOMMERIEL dice:

    Que verguenza……yno me refiero a esta desarticulada pieza de servilismo extremo. Me averguenza la trayectoria de la mayoria de nuestros presidentes, que con raras excepciones produjeron un clima propicio
    para que hubiera un cierto margen de seguridad(Villeda Morales, Galvez y Paz Baraona)
    En la epoca de Carias el crimen se oficializo. El crimen fue cometido por las esferas gubernamentales, estableciendo la famosa triada de ENCIERRO, DESTIERRO y ENTIERRO,de tal manera que el delincuente comun fue desplazado.
    No trate de enganhar a las nuevas generaciones.

Explicación necesaria:

LA TRIBUNA Online respeta el libre pensamiento de sus lectores. Y por ello publica sus comentarios -- que no pasen de 500 palabras--, tal como los envían, incluso con su ortografía. Pero sugiere que se utilice, indistintamente del criterio político o ideológico de sus autores, un lenguaje que no ofenda la moral y las buenas costumbres. Caso contrario, nos obligarán a omitirlos.

Opina sobre esta nota

 
 
 
Revistas:     CHEQUE | Onda Deportiva | Vivela | Extra Entretenimiento