ARTE MUSICAL CAPITALINO

2 Orquesta capitalina en 1929, el pianista era don Fernando Ferrari Bustillo, era la época del charleston.

» 2 Orquesta capitalina en 1929, el pianista era don Fernando Ferrari Bustillo, era la época del charleston.

Honduras tiene una riqueza musical que data de finales del siglo XVIII cuando en los templos católicos surgieron los primeros músicos que formaban parte de los grupos que interpretaban con instrumentos clásicos de la época, el órgano, la flauta, la mandolina, la guitarra y el clavicordio,  la música sacra en las liturgias.

1 El maestro Rafael Coello Ramos fundó la orquesta Verdi.

1 El maestro Rafael Coello Ramos fundó la orquesta Verdi.

El padre Reyes fue un músico que trajo desde Nicaragua el primer piano, su progenitor don Felipe Santiago fue filarmónico de la parroquia de Tegucigalpa y se dedicó a la educación musical en la antigua Villa San Miguel.

En una ocasión alguien nos preguntó cómo eran esas fiestas del pasado, cómo se amenizaban, cómo bailaban, qué música predominaba para hacer alegres esas reuniones festivas. Difícil, es muy difícil ubicarnos en la lejanía del tiempo para relatarles quienes fueron aquellos exponentes del arte musical tegucigalpense, pero si podemos hacer mención de los relatos de cronistas como José María Reina Valenzuela y Marco Antonio Rosa que escribieron algo de esa gente que se dedicó al arte musical en la antañona ciudad, así como a los que conocimos en nuestra larga trayectoria en la radiodifusión nacional.

Surge así en primera línea el maestro Rafael Coello Ramos, orgullo de Comayagüela (FOTO 1) fundador de la orquesta Verdi que ofrecía conciertos en el Teatro Nacional y amenizaba fiestas interpretando valses, polkas y otras danzas de la época de nuestros abuelos en la primera y segunda décadas del siglo XX.

2 Orquesta capitalina en 1929, el pianista era don Fernando Ferrari Bustillo, era la época del charleston.

2 Orquesta capitalina en 1929, el pianista era don Fernando Ferrari Bustillo, era la época del charleston.

Existieron pianistas, chelistas, violinistas, mandolinistas y guitarristas que animaban fiestas familiares, recordando entre esas figuras del arte a doña Lupe Ferrari Guardiola, la esposa de don Carlos Hartling, autor de la música del Himno Nacional de Honduras y a las hermanas Córdoba.

El maestro Manuel M. Sosa, otro emblemático nombre de los músicos del ayer, director de orquesta, linotipista e intérprete de música sacra en los templos católicos de la capital hondureña, igual Juan María Cuéllar, padre del famoso animador de la radio de los años cuarenta Rigoberto Cuéllar Cerrato.

Llegó la época de la juventud de nuestros padres, cuando imperaba el baile del foxtrot en los comienzos del jazz y cuando apareció  el moderno  ritmo ensordecedor y enloquecedor del charleston o “hit hat” que  invadió  las fiestas capitalinas en los años 20, se formaron entonces orquestas que interpretaban ese apasionante baile como en la que actuaba como pianista don Fernando Ferrari Bustillo, allá por 1929 (FOTO 2).

3 La marimba Jazz Honduras del maestro Canseco, el acordeonista era René Augusto Flores.

3 La marimba Jazz Honduras del maestro Canseco, el acordeonista era René Augusto Flores.

Las marimbas en la capital  surgieron como lo máximo para animar fiestas como la de Policía Nacional, Almas Prisioneras de la PC, la San Luis de los hermanos Irías, la Jazz Honduras del maestro Canseco (FOTO 3), la marimba Tegucigalpa del maestro Arévalo (FOTO 4),  conjunto que después dirigió Chito Molina, La Niña de Honduras del maestro Arnulfo Rivera y otras que se organizaron al calor de las fiestas patronales de Tegucigalpa y Comayagüela.

Al salir la radio en los años treinta, los artistas capitalinos tuvieron un nuevo escenario para que en el éter viajaran sus cualidades como intérpretes y se organizaran orquestas como La Tropical de Toño Medina (FOTO 5) surgieron grupos musicales de cuerdas, trovadores como Salomón Zavala conocido como Don X, conciertos radiales con pianistas como el profesor Roberto Palma Gálvez y a finales de los años cuarenta se formó  el Trío Los Catrachos (FOTO 6) con  Arnaldo Laínez, Francisco Zelaya y Marco Antonio Girón cotizados cantantes y guitarristas que triunfaron en Honduras y en el Caribe, y cuando Paco Mengue se fue a vivir a Estados Unidos en los años cincuenta, se integró al trío Adán Fúnez Donaire (FOTO 7) recientemente fallecido. El trío de los hermanos Flores y los Trovadores del Trópico que integraban Cornelio Rivera, Guillermo Buck y Francisco Hernández también cubrieron en los años cuarenta una época inolvidable del arte musical de Tegucigalpa.

4 La marimba Tegucigalpa del maestro Arévalo. El acordeonista era don Bibio Bustillo.

4 La marimba Tegucigalpa del maestro Arévalo. El acordeonista era don Bibio Bustillo.

La orquesta de Rodolfo García Ramírez, la de Antonio Blanco, vocalistas como Paco Medina, Salvador (Vayoy) Medina, Lencho Mairena, Rubén Ponce, Fabián Erazo, Marcos Garay, Elsa Reconco, Adilia Mojica, Edna Yolanda Valle, María Dolores Zelaya, Judith Cortés, Enrique Mayo, Orfa Mejía,  sopranos como Alejandra Vásquez e Isabel Salgado, barítonos como Armando Rodríguez de León y Héctor Gálvez, pianistas como  Teresita Nájera, Consuelo  Murillo, Orfilia Coello, Enriqueta Hartling, René Augusto Flores, Augusto Pinzón, Salvador Archila, Darío Ulloa, René Turcios Nuila, Martha Soto, Antonio Hadad, guitarristas como Marcos Durón, Donaldo Umanzor, cantantes populares como José Reyes Carranza, concertistas como don Bibio Bustillo y Rafael Manzanares, violinistas como Humberto Cano y don Gabriel Izaguirre, formaron  parte de esa historia musical de Tegucigalpa.

5 La orquesta Tropical del maestro Toño Medina, a su lado en el xilófono Rafael Manzanares y cantando María Dolores Zelaya.

5 La orquesta Tropical del maestro Toño Medina, a su lado en el xilófono Rafael Manzanares y cantando María Dolores Zelaya.

Es posible que se nos queden algunos nombres, porque no es nada fácil echar la memoria al viento y hacer estas remembranzas especialmente cuando en muchas de las familias de la vieja ciudad, una niña o un niño recibía clases de música y aprendía a ejecutar un instrumento como parte de la educación de aquel entonces.

Hoy nos hemos referido a hombres y mujeres de la ciudad de las canteras que arrancaban del pentagrama la armonía de melodías y canciones en un pasado que hemos detenido en la mitad de la cintura  del siglo XX, hace 60 años, porque otros nombres, otros artistas, otras estrellas del arte, que engalanan una galería, que a otros les tocará mencionar cuando se escriba otra historia más reciente, saturada de triunfadores que han desfilado por proscenios llenos de luces y frente a las cámaras de televisión, que los del ayer solo pudieron disfrutar en entablados, pórticos de ferias, micrófonos de carbón y magnéticos y en la intimidad de reuniones familiares.

Hasta la próxima semana.

6 El trío Los Catrachos de 1947, Arnaldo Laínez, Marco Antonio Girón y Francisco Zelaya en un programa de HRN.

6 El trío Los Catrachos de 1947, Arnaldo Laínez, Marco Antonio Girón y Francisco Zelaya en un programa de HRN.

7 Los Catrachos de los años cincuenta, Arnaldo, Toño y Adán Fúnez Donaire recientemente fallecido.

7 Los Catrachos de los años cincuenta, Arnaldo, Toño y Adán Fúnez Donaire recientemente fallecido.

Explicación necesaria:

LA TRIBUNA Online respeta el libre pensamiento de sus lectores. Y por ello publica sus comentarios -- que no pasen de 500 palabras--, tal como los envían, incluso con su ortografía. Pero sugiere que se utilice, indistintamente del criterio político o ideológico de sus autores, un lenguaje que no ofenda la moral y las buenas costumbres. Caso contrario, nos obligarán a omitirlos.

7 de “ARTE MUSICAL CAPITALINO”
  1. guillermo buck I. dice:

    Mi padre Guillermo Buck Moncada, cuando yo estaba bien cipote me hablaba del trió en que cantaba y el otro día se me ocurrió consultar en Internet y me he sorprendido encontrarme con esta publicacion del diario La Tribuna que me confirma lo que mi padre me contaba, yo nací en el 40, para esa fecha el ya no participaba o el trió se había disuelto, pero el seguía tocando en la casa y ademas de guitarra tocaba la armónica de las que poseía 3 de ella y también mandolina, infortunadamente yo no aprendí pero tengo un a buen grupo de amigos y parientes que si les gusta la "cantada" la pasamos bien.

  2. Luis dice:

    No vi a Roberto Dominguez Agurcia

  3. allan Medina dice:

    Tambien Les Rocordare Que Les Hizo Falta La Orquesta De Don Toño Medina, Quien Inaguro, El aeropuerto Toncontin, Me Gustaria Que Hablaran un Poco De Su carrera Como musico Y Compositor.

  4. MEMORIA HISTORICA dice:

    QUE PENA QUE NO SE HAYA INCLUIDO EN ESTE COMENTARIO, AL INSIGNE CONCERTISTA DE PIANO, DON GERMAN ALBERTO VALLADARES BERNHARDT (HERMANO DEL PERIODISTA ALEJANDRO VALLADARES), EGRESADO DEL GRAN CONSERVATORIO DE BERLIN . TAMBIEN OLVIDARON A LAS TALENTOSA PIANISTA Y DECLAMADORA, NELLITA MATAMOROS DE ANTONUTTI; EN FIN HAN ECHADO AL OLVIDO A VERDADERAS GLORIAS DE LA MUSICA EN ESTE PAIS.

  5. teson pruciano dice:

    MUY BONITOS RECUERDOS QUISIERA SI FUERA POSIBLE QUE HABLARA DE LOS CONJUTOS QUE EXISTIERON DE LOS TIEMPOS DE LOS 60, HASTA LOS 90 SERIA BONITO RECORDAR ESOS TIEMPOS TAMBIEN

  6. Luis Bustillo dice:

    Felicito a la Tribuna y su equipo esta nota esta de lo mejor, me he puesto nostálgico al ver en fotos a mi abuelo Toribio Bustillo "Don Bibio" lastimosamente no pude conocerlo pero gracias a ustedes ahora se que no solo tocaba el piano y el violín, me he dado cuenta que también tocaba el acordeón. Gracias amigos. Bonitas épocas lindos recuerdos de nuestra bella Honduras que unos pocos la tienen mancillada. Luis Bustillo (Artista Nacional)

    • Jorge Flores dice:

      Don BIBIO fuè mi maestro en 5° y 6° grado en le Escuela Republica Oriental del Uruguay que era la primaria del Instituto Central. De todos los maestrosde ese tiempo y de esa escuela el unico que merecia ese nombre " MAESTRO " era don Bibio pues era verdaderamente una alma noble, hombre de gran corazon y profundo afecto por todos los que tuvimos la suerte de estudiar con EL . Todos los demas eran una masa de delincuentes que se divertian a pegarnos zopapos, patadas; a mi hermano uno de ellos le arrancò una oreja ( despues se la cosieron), otro nos ponia hincados , con los pantalones subidos hasta las rodillas en granos de maicillo. Don Bibio jamas trato mal a nadie y era un gran defensor de la libertad y el mismo nos contabaque su familia habia huido de Cuba porque no soportqaba la esclavitud a la que los sometian los espagnoles.Que en paz descanse. Ernesto Flores Rodas

Opina sobre esta nota