Ética en el liderazgo militar

Mayor de Infantería D.E.M.
Julio Alberto Ruíz Cerrato

julio-alberto-ruizConsiderando que todas las cosas tienen un origen divino es preciso remontarnos al punto de vista bíblico, para deducir el origen de las Fuerzas Armadas, encontrando en Apocalipsis 12, 7-9 “Hubo un gran combate en los cielos. Miguel y sus ángeles lucharon contra el dragón. También el dragón y sus ángeles combatieron, pero no prevalecieron y no hubo ya lugar en el cielo para ellos. Y fue arrojado el dragón, la serpiente antigua, el llamado diablo y Satanás, el seductor del mundo entero; fue arrojado a la tierra y sus ángeles con él”.

Las Fuerzas Armadas toman como pilar fundamental la JERARQUÍA (del griego Hieros=Sagrado, divino, y Arkhei= Orden, Gobierno, de tal forma que significa GOBIERNO DIVINO O SAGRADO y en Josué 5,14 la palabra de Dios nos dice “…soy el jefe del ejército de Yahveh” demostrando la importancia que esta institución se rija por normas y reglas dictadas y supervisadas por líderes en los diferentes niveles.

Entre  los aspectos más importantes de la formación militar, destacan los valores, resaltando que los miembros de esta institución deben saber cómo actuar frente a muchas situaciones de la forma correcta para poder ofrecer bienestar y brindar una buena imagen tanto individual como institucional.

Es por tal motivo que se dice que los oficiales son el ejemplo a seguir, son los líderes de cada institución para que sepan conducir a los demás por el buen camino y de esta manera poder desempeñar sus funciones de la mejor manera posible.

Los valores éticos más importantes dentro de esta institución tienen una relación con el honor militar; lealtad, carácter, rectitud, respeto, valor, servicio, compromiso, firmeza, transparencia, honestidad, disciplina, patriotismo y el deseo de practicar el ejercicio del liderazgo.

Estos son los valores fundamentales que se deben practicar dentro de la carrera militar para poder hacer las funciones que le corresponden a cada integrante de las Fuerzas Armadas de la manera correcta y así poder crear un ambiente laboral más agradable y equitativo.

Liderazgo equivale a influenciar a las personas -proporcionarles un propósito, una dirección y una motivación- al operar para cumplir la misión y mejorar la organización. La necesidad del humano de ser dirigido es parte de la vida y común en todas las organizaciones y encontramos diferentes formas de obtenerlo:

Líder tradicional: Es aquel que hereda el poder, por costumbre o por un cargo importante, o que pertenece a un grupo familiar de élite que ha tenido el poder desde hace generaciones. Ejemplos: Monarquía.
Líder legal: Es aquel que obtiene el poder mediante métodos oficiales, ya sean elecciones o votaciones, o porque demuestra su calidad de experto sobre los demás. Esta figura se reconoce comúnmente en el campo de la política y de la empresa privada.
Líder carismático: al que sus seguidores le atribuyen condiciones y poderes superiores a los de otros dirigentes.

Sin embargo los militares obtienen esta capacidad de influir a través de la formación académica, los valores que se inculcan en los diferentes cargos que se ocupan y la antigüedad de la cual adquieren características tales como la madurez, experiencia, conocimiento, sabiduría, capacidad, sensibilidad, paciencia, tolerancia, sentido común y la habilidad de tomar decisiones en ambientes de presión.

El mariscal inglés Lord Slim afirmaba que “no hay malos regimientos, hay malos oficiales”. Un buen ejemplo de ello lo constituye el famoso Afrika Korps que durante la campaña de África se pensaba que era una unidad de élite del Ejército Alemán, siendo en realidad tropas regulares, solo que estaban dirigidas por el mariscal Rommel, un auténtico líder.

Ética es una rama de la filosofía que se ocupa del estudio racional de la moral, la virtud, el deber, la felicidad y el buen vivir. Emerge a partir de nuestros juicios de valores, es decir, lo que nos dicta si algo está bien o está mal en un comportamiento humano.

Con estos conceptos y conociendo la evolución que ha tenido la institución militar es de mucha importancia destacar la necesidad de que los líderes en esta noble carrera establezcan una combinación de ética y liderazgo que formen una coraza incorruptible y transmitan en sus subalternos lo mejor de su experiencia en este ámbito. El liderazgo es ético cuando se rige por principios que se llevan a la práctica, los verdaderos líderes se abocan en hacer correctamente las cosas, no solo en hacer las cosas correctas y el mejor método ético de enseñanza que moralmente obliga a las personas a actuar de manera correcta es el ejemplo.

Las virtudes a señalar en un líder ético son la prudencia, justicia, fortaleza y templanza además de las teologales como la fe, la esperanza y la caridad.

Entre los grandes teóricos que modificaron la configuración política e ideológica del mundo en el siglo XX, figura Mohandas Karamchand Gandhi, hombre de austeridad inflexible y absoluta modestia, que se quejaba del título de Mahatma (“Gran Alma”) que le había dado, contra su voluntad, el poeta Rabindranath Tagore. Vivió en una pobreza sin paliativos, jamás concedió prebendas a sus familiares, y rechazó siempre el poder político, antes y después de la liberación de la India. Este rechazo convirtió al líder de la no-violencia en un caso único entre los revolucionarios de todos los tiempos.

La búsqueda de la perfección es uno de los motores que mueve a los líderes militares y en procura de ella se debe conocer las cualidades básicas para el perfil esencial del soldado: En primer lugar conocer a Dios como condición básica e insoslayable para aceptar la supremacía de lo espiritual sobre lo material, la patria, tierra natal a la que el ser humano se siente ligado por vínculos jurídicos, históricos y afectivos, la libertad como posibilidad de elección entre dos o más opciones, el cumplimiento del deber, los preceptos religiosos, morales, leyes y reglamentos militares.

Cuando el pueblo de Dios tiene problemas, él les envía un líder.

Explicación necesaria:

LA TRIBUNA Online respeta el libre pensamiento de sus lectores. Y por ello publica sus comentarios -- que no pasen de 500 palabras--, tal como los envían, incluso con su ortografía. Pero sugiere que se utilice, indistintamente del criterio político o ideológico de sus autores, un lenguaje que no ofenda la moral y las buenas costumbres. Caso contrario, nos obligarán a omitirlos.

Un Comentario de “Ética en el liderazgo militar”
  1. ex-militar dice:

    Esa fue mi aspiración y mayor ahnelo cuando estuve de alta dentro de las filas, pero el chasco q me llevé fué decepcionante, y fui empujado a ser corrupto como mis superiores q fueron los q por ardid o por necesidad se toman atribuciones q no les corresponden creyendo q lo q hacen no es mas q formar el caracter de un soldado y usando y abusando de su autoridad aprovechan y agarran lo q es de otros y faltan a su ética moral dejando entre ver los principios de liderazgo q si en alguna vez fueron enseñados no lo han demostrado.
    Gracias a Dios los valores morales los aprendí en casa con mis padres y pude reinvindicarme y ahora trato de esnseñar estos principios a personas q de una u otra manera desean impregnar estos principios a otros q les siguen. Ojalá q un día pueda sentirme orgulloso de mi ejército. Lo felicito por este comentario y ojalá nuestros líderes militares puedan apegarse a estos lineamientos. Dios bendiga a Honduras

Explicación necesaria:

LA TRIBUNA Online respeta el libre pensamiento de sus lectores. Y por ello publica sus comentarios -- que no pasen de 500 palabras--, tal como los envían, incluso con su ortografía. Pero sugiere que se utilice, indistintamente del criterio político o ideológico de sus autores, un lenguaje que no ofenda la moral y las buenas costumbres. Caso contrario, nos obligarán a omitirlos.

Opina sobre esta nota