ÁLVARO CONTRERAS INSIGNE ORADOR, TRIBUNO DEL PUEBLO

Abogado Gustavo Argueta V.

gustavo-arguetaSegún el  Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española: Se llamaba “TRIBUNO” a cada uno de los magistrados que elegía el pueblo romano, quienes tenían la facultad de poner el veto a las resoluciones del Senado y de proponer plebiscitos; también, recibían  la denominación de ORADORES POLÍTICOS, versados y muy elocuentes para enseñar, persuadir y deleitar al pueblo y aquí, entre nos, con afecto y respeto, saludamos y admiramos a “DON TRIBUNITO” que de chico se hizo grande por sus editoriales, para que los amables lectores, conozcan y comprendan  de dónde venimos, dónde estamos y para dónde vamos, en busca de un mejor destino para el país, con fácil retórica o arte de BIEN DECIR a efecto de enseñar, persuadir y emocionar de buena fe, que es el elemento ético de la conducta humana, a todos los compatriotas, de afuera y de tierra adentro que amamos,  sin ambages ni reticencias, la Patria grande, próspera y feliz que soñaron nuestros próceres y nuestros héroes. No cabe duda alguna que por amor a las ciencias y las artes, el literato,  orador y poeta don ÓSCAR A. FLORES, sin pensarlo dos veces, haya bautizado su obra de cultura, con el sugestivo nombre de “LA TRIBUNA”, para mantener incólume la meritoria e ilustre Figuera de los grandes oradores o tribunos de la antigua Grecia, de la talla gigante y poderosa elocuencia de UN PERICLES,  quien asumió el poder de Grecia y el alto cargo  de Jefe Supremo del Partido Democrático; embelleció Atenas, con magníficos y elegantes monumentos; protegió las ciencias y las artes y llevó al país a la cumbre de su esplendor hasta el punto de que su siglo, se conoce con el nombre de “SIGLO DE PERICLES”, donde la oratoria y la retórica, fueron artífices del verbo elocuente, sano y creativo, capaz de hacer cultura y bienestar para todo el pueblo.

En Honduras, se acabó la oratoria elocuente y la retórica del bien decir, porque no son objeto de estudio en los centros educativos, para enseñar, convencer y enaltecer el ego del pueblo, con pulcritud idiomática y sana alegría, sin chauvinismo o chabacanería… Solo nos queda recordar las viejas e imborrables huellas de los grandes literatos, oradores y poetas: JUAN RAMÓN MOLINA y ÁLVARO CONTRERAS: El  primero ha producido las más  exquisitas prosas y los más refinados versos,  en lo que no se sabe qué admirar más,  si su impecable factura o su recóndito pensamiento, que siempre deben ir unidos como el lema al metal en las medallas insignes. Y hasta este  momento de emborronar estas cuartillas, que podían ser las últimas por mis constantes quebrantos de salud,  nadie ha concebido un poema de tanta solemnidad intelectual y de tan alto linaje literario,   como “LA SALUTACIÓN A LOS POETAS BRASILEÑOS”. Parece no tener sustituto  el inmortal panida, porque  ninguno pretende cabalgar en otro igual o mejor pegaso,  a pesar de que dejó dicho: “BÚSCADME  EN MI MAGNÍFICO PALACIO DE LA OSA O EN MI TORRE DE ORO, JUNTO A LA CRUZ DEL SUR”… Y del segundo, ÁLVARO CONTRERAS, sus biógrafos han dicho: “Que fue un parlamentario electrizante, de palabra fácil, de voz sonora,  clara y contundente, que sus ojos tenían llamas y sus labios chispas”. “Elocuente para convencer y persuadir, con su grata presencia y arte de hablar en público. “Abría los corazones desbordantes de emociones.

Era EL TRIBUNO PERFECTO,  probo y héroe de la libertad y dignidad de los pueblos centroamericanos: “fue famoso su periódico “ESTRELLA DE IRAZÚ”, en cuyo nombre lleva su destino por el fuego de su pasión y por su lucha heroica de TRIBUNO DEL PUEBLO: Fundador de otros periódicos importantes: “CENTRO AMÉRICA”, “LA LIBERTAD”, “EL COMBATE”, “EL AMIGO DEL PUEBLO” y en todos demostró sus altos dotes de pulcro literato e insigne orador al servicio del pueblo y de sus causas nobles, en su brillante recorrido por los hermanos países del istmo. Y fue famoso e histórico su pensamiento en el acto solemne de erigir en San Salvador, el primer monumento al héroe  unionista FRANCISCO MORAZÁN,  donde puso en clara evidencia, el poder mágico de la oratoria, cuando rompió la atmósfera azul del cielo centroamericano,  con su oratoria grandielocuente, al  expresar paladinamente: “ESTAMOS EN PRESENCIA DE LA PERSONIFICACIÓN EN BRONCE DEL PRIMER HÉROE CENTROAMERICANO: DESDE QUE MORAZÁN ENTRA EN ESCENA, DEJA DE SER UN HOMBRE PARA CONVERTIRSE EN UNA MISIÓN: SUPRIMID EL GENIO DE MORAZÁN Y HABRÉIS ANIQUILADO EL ALMA DE LA HISTORIA EN CENTRO AMÉRICA”. Por lo anteriormente expuesto,  saludamos  y felicitamos al Colegio de Periodistas, Asociación de Prensa y a todas las demás instituciones que tienen pluma y micrófonos en mano, con motivo de celebrar el DÍA DEL PERIODISTA, como a todos los galardonados,  bajo la denominación impersonal, de feliz enhorabuena, con éxitos futuros,  para que no se quede fuera del tintero ningún nombre y apellido de los distinguidos homenajeados, sin hacer caso omiso de cultivar y fomentar en los centros educativos, además de los valores y principios morales y cívicos.

“LA BELLA LETRA”,   como se llama a la literatura y “EL ARTE DE HABLAR EN PÚBLICO”, porque los poetas y oradores son los promotores de las revoluciones en los pueblos del orbe, VERBIGRACIA: Ahí tenemos “LA FRANCIA LIBRE Y HERÓICA”, producto   de poetas y oradores, entre ellos, el respetable y macizo orador, cuya influencia de Tribuno del pueblo, contribuyó con su  verbo pletórico de patriotismo, a proclamar la República y los derechos sagrados de la humanidad: LIBERTAD, IGUALDAD Y FRATERNIDAD, poniendo punto final a la monarquía de aquel emperador que dijo: “EL ESTADO SOY YO”; el macizo orador de maras, a que nos referimos, SE LLAMABA JORGE JACOBO DANTÓN, quien tiene un lugar relevante en la historia de Francia y también en la historia de nuestro Himno Nacional. Mientras  tanto, el mejor Tribuno del pueblo de caite y azadón que se muere de hambre y de frío en la densa geografía, es “DON TRIBUNITO”: Salud y buena suerte! Entiendes, Sancho amigo?

Del Manto Blanco de Intibucá

Explicación necesaria:

LA TRIBUNA Online respeta el libre pensamiento de sus lectores. Y por ello publica sus comentarios -- que no pasen de 500 palabras--, tal como los envían, incluso con su ortografía. Pero sugiere que se utilice, indistintamente del criterio político o ideológico de sus autores, un lenguaje que no ofenda la moral y las buenas costumbres. Caso contrario, nos obligarán a omitirlos.

Explicación necesaria:

LA TRIBUNA Online respeta el libre pensamiento de sus lectores. Y por ello publica sus comentarios -- que no pasen de 500 palabras--, tal como los envían, incluso con su ortografía. Pero sugiere que se utilice, indistintamente del criterio político o ideológico de sus autores, un lenguaje que no ofenda la moral y las buenas costumbres. Caso contrario, nos obligarán a omitirlos.

Opina sobre esta nota