Embajador de Israel es agasajado con un coctel

Luego de presentar sus Cartas Credenciales ante el Gobierno de la República, Moshe Bachar,  embajador de la República de Israel, concurrente en Honduras fue agasajado con un coctel de bienvenida.

Moshe Bachar, Hugo Barnica, Mireya Agüero, Moisés Starkman.

Moshe Bachar, Hugo Barnica, Mireya Agüero, Moisés Starkman.

La recepción se realizó en el Hotel Marriott de Tegucigalpa, hasta donde llegó un numeroso grupo de invitados, para dar la bienvenida al diplomático.

Personeros gubernamentales, de círculos sociales y funcionarios de organizaciones internacionales escucharon con atención el discurso del agasajado, en el que reiteró el apoyo de su gobierno al de Honduras.

El evento fue organizado por Moisés Starkman, cónsul de Israel para Honduras, la noche del 7 de agosto.

Luego del acto protocolario se brindó por el diplomático y el éxito de sus funciones en Centroamérica, particularmente en Honduras.

Comentarios

Un Comentario de “Embajador de Israel es agasajado con un coctel”
  1. Jose M. Figueroa. dice:

    Que raro que a los exbecarios hondureños nos anden invitando para enviar nuestros nombres y correos, para la venida del Señor embajador a Honduras, y al momento de estar aca los organizadores no dicen en que fecha ni donde se hara el evento, siempre he sabido que don Moises Starkman por ser judio es el que anda en estos rollos, pero no le veo logica que soliciten nombres de las personas que han estado formandose en Israel, o capacitandose para que ahora se reunan con el embajador; si el tiene su sede en Guatemala, bueno por mi o para mi la invitacion no tiene ya ningun significado pues en primer lugar llego de carambola(como se dice), y por otro presiento que en Honduras no existe una buena o adecuada organizacion de exbecarios……. pues fui estudiante en Israel en 1990, y solo participe en dos reuniones, pero si seria interesante conocer actualmente de toda la situacion formativa en el estado judio.

Explicación necesaria:

LA TRIBUNA Online respeta el libre pensamiento de sus lectores. Y por ello publica sus comentarios -- que no pasen de 500 palabras--, tal como los envían, incluso con su ortografía. Pero sugiere que se utilice, indistintamente del criterio político o ideológico de sus autores, un lenguaje que no ofenda la moral y las buenas costumbres. Caso contrario, nos obligarán a omitirlos.

Opina sobre esta nota

 
 
 
Revistas:     CHEQUE | Onda Deportiva | Vivela | Extra Entretenimiento