El estado de la reforma del Estado en Honduras

Por: Marcio Enrique Sierra Mejía

marcio-enrique-sierra-70El presente artículo toma como base un interesante documento analítico sobre la situación del estado de las reformas del Estado en Honduras, elaborado por el equipo de asesoría técnica del Congreso Nacional (Grupo Técnico Asesor (GTA), presidencia del Congreso Nacional, julio 2013), que ilustra muy acertadamente la orientación que toma la reforma política del Estado que impulsan en el Congreso Nacional. Lo primero que reconocen los asesores, es que Juan Orlando en su condición de presidente del Congreso Nacional, tiene clara la necesidad de trascender el modelo político que se sustenta en la democracia representativa. Según ellos, los diputados en general   asocian el acelerado crecimiento demográfico que experimentamos en las últimas décadas del siglo XX y primera del siglo XXI a las deficiencias del sistema de la democracia representativa. Lo cual tiene sentido apuntalarlo.

Para el candidato nacionalista la democracia representativa al enfrentar el  vertiginoso crecimiento de población, tiende a padecer una especie de “síndrome de distanciamiento” entre las autoridades que elegimos mediante sufragio universal y los electores que representan. Según Juan Orlando, esta irregularidad se atribuye a las distancias geográficas; lo cual en efecto, causa la baja satisfacción del elector hacia los diputados porque estos no logran atender con efectividad las áreas territoriales o distritos políticos que les corresponden, muchas de las cuales, las dejan en un olvido dañino para el proceso político. O sea que en la actual forma de democracia la representatividad ya no satisface a los electores. Al respecto, el análisis demuestra con claridad meridiana que la reforma del Estado de Honduras ya está en marcha. En la actual legislatura se eliminan las trabas que en la Constitución de 1982 impedían la participación de los ciudadanos y se crean mecanismos para la inserción del ciudadano común en los procesos de toma de decisiones que el Estado realiza. Por ejemplo, al eliminar “requisitos y exigencias” para hacer practicable de manera sencilla el plebiscito y el referéndum, y al “introducir, la novedosa figura de la Iniciativa de Ley Ciudadana”. Todas estas acciones legislativas afirmativas se logran con la acertada reforma al Artículo 5, lo que “le permite a la ciudadanía tomar la palabra y argumentar su propuesta para concitar el apoyo político” a favor de sus demandas. Así también, al crearse el mecanismo del juicio político, sin duda alguna, se supera cualitativamente el diseño de la Constitución de 1982 porque ahora existen las condiciones constitucionales adecuadas para evitar exabruptos políticos como el ocurrido en el gobierno del expresidente Manuel Zelaya en junio del 2009. En esta misma línea de reformas, se introduce y aprueba la Ley de Fortalecimiento de la Educación Pública y Participación de los Padres de Familia en la Educación, con ello el Estado de Honduras, asegura que las comunidades, los patronatos, las iglesias y las ONG’s participen en la gestión de la educación  pública. De igual manera, este enfoque prevalece en la Ley Fundamental de Educación porque la construcción del presupuesto educativo, se hace desde los centros educativos y se le da participación a los padres de familia y a la comunidad mediante el mecanismo de la veeduría en la selección y contratación de maestros con derecho a veto de parte de los padres de familia, con lo que se mejora la selección y la certificación  del proceso y se consolidan los Comités de Desarrollo Educativo Municipal COMDE (GTA,  2013).

Los retos políticos hacia la democracia participativa son grandes. Aún hay que profundizar más la descentralización, “dando mayor autonomía a los municipios y consolidando los regímenes especiales de las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE)”, en un marco de derechos del agua u otros recursos similares, que aseguren y protejan el interés comunitario de nuestro pueblo de los intereses corporativos internacionales. En síntesis, la inclusión política para Juan Orlando, es la condición real y necesaria del proceso de reforma del Estado. Es el blanco político de la transición hacia la democracia participativa. Nuestro Estado ahora, es mucho más amigable a la participación ciudadana. Se han aprobado un conjunto de leyes que subsanan algunas de las debilidades que presenta el actual modelo de democracia representativa y que la hacen más participativa aunque faltan muchas otras por hacerse. Un camino legislativo recorrido que no sigue la ruta de una tiranía fascista.

Comentarios

5 Comentarios de “El estado de la reforma del Estado en Honduras”
  1. Mabel Lopez dice:

    Excelente articulo Don Marcio, el pueblo tiene que saber que es lo que hace el candidato del partido Nacional en el Congreso Nacional, muchas de las reformas que menciona salieron a relucir a raiz de lo que paso en junio del 2009 con el Expresidente Zelaya. Me encanta la que se refiere a los padres de familia, que antes no tenian ni voz ni voto, hoy que se atengan los maestros porque ya nunca mas van a hacer lo que les venga en gana en detrimento de los ninos que son sagrados.

  2. Patriota 35 dice:

    Excelente. Ahí, en transferir competencias políticas, se encuentra solución. Usted dice a regiones y territorios. Es un buen empiezo, pero debe, eventualmente, llegar a comunidades. Apoyo su opinión en http://www.planmon.webs.com .

  3. Regionalista dice:

    La verdadera descentralizacion y desconcentración del poder publico tiene como principio juridico.-administrativo la trasferencia de competencias politicas a las regiones o espacios territoriales multidepartamentales mediante la reforma previa del modelo de division politica-territorial. El nuestro es obsoleto y data de los albores de la República establecida en departamentos y municipios. Solo creando poder regional que interactúe con el poder nacional es que tendremos una verdadera descentralización y se repatrirá equitativamente el poder politico. Honduras debe tener un poder ejecutivo nacional,un congreso nacional y cuatro o cinco gobiernos regionales e igual numero de congresos regionales.

  4. Medio Horneado dice:

    El dragón tornasol mágico vivió a la sombra del congreso
    Y divertido en la niebla del otoño retozaba en una tierra llamada Honduras,
    Juntos con Juanito viajaban en un barco con vela elevada
    Juanito mantenía un mirador siempre encaramado en la cola gigantesca del dragón,
    Lambiscones y aduladores se arrastraban e inclinaban adonde llegaron.
    Aunque un dragón tornasol vive para siempre, solo lo ven los jóvenes siempre inocentes.
    Dicen que paraísos pintados y mentiras gigantes dan paso a este juguete tornasol.
    Y una noche gris sucedió, Juanito y el dragón nunca más al congreso volvieron
    Y el poderoso dragón tornasol, paro su rugido sin miedo.
    Ya que Juanito tenía la cabeza inclinada en la derrota, las escamas tornasol del dragón
    cayeron como la lluvia, aquel día de elecciones que con la realidad al fin se encontraron.

  5. Mayra dice:

    Jajajajajajajajajajajaja!!!!!!!!!!!!!!
    Este no se aburre de hacer el RIDICULO por defender a JuanRobando….

Explicación necesaria:

LA TRIBUNA Online respeta el libre pensamiento de sus lectores. Y por ello publica sus comentarios -- que no pasen de 500 palabras--, tal como los envían, incluso con su ortografía. Pero sugiere que se utilice, indistintamente del criterio político o ideológico de sus autores, un lenguaje que no ofenda la moral y las buenas costumbres. Caso contrario, nos obligarán a omitirlos.

Opina sobre esta nota

 
 
 
Revistas:     CHEQUE | Onda Deportiva | Vivela | Extra Entretenimiento