Mejor edición de sonido: Glenn Freemantle (“Gravity”). - Diario La Tribuna