Contaminación, conflictos y corrupción, marcan sesión anual de Asamblea china. - Diario La Tribuna