La capital se queda “seca” - Diario La Tribuna