El Gobierno estadounidense observa con máxima atención los preparativos del referéndum del domingo en Crimea. - Diario La Tribuna