La explosión de gas ilustra el mal estado de las infraestructuras en N.York. - Diario La Tribuna