Una sugerencia de OMS hace temer que el azúcar se convierta en “nuevo tabaco”. - Diario La Tribuna