La crisis ruso-ucraniana, fuerza a la Unión Europea a acelerar un plan energético global. - Diario La Tribuna