Una familia decidió vivir todo un año como si todavía fuese 1986 - Diario La Tribuna