Improcedente apelación que salvaba al “Negro Lobo” - Diario La Tribuna