Si el gobierno no mejora los precios de la carne, Honduras se convertirá en un país importador. - Diario La Tribuna