Unos 300 venezolanos residentes en Miami llegan en una caravana a Washington. - Diario La Tribuna