Ex primer ministro israelí, condenado a seis años de cárcel por corrupción. - Diario La Tribuna