El maniquí de una lujosa marca de ropa interior causa polémica - Diario La Tribuna