Un premio de U$17 millones para resolver el “mayor” problema científico - Diario La Tribuna