SEIS MILLONES OFRECÍAN PARA QUE LOS SOLTARAN - Diario La Tribuna