Autoridades estadounidenses y costarricenses decomisaron 1,7 toneladas de cocaína, transportadas por aguas del mar Caribe. - Diario La Tribuna