La economía brasileña, se estanca por la caída del consumo y de la inversión. - Diario La Tribuna