En la homilía dominical, la Iglesia Católica pidió romper los hilos del mal, la violencia y la corrupción. - Diario La Tribuna