En Honduras, cierran entre ocho y diez microempresas por los gravámenes estatales y el impuesto de guerra. - Diario La Tribuna