Celulares se “pudren” en almacenes de evidencias - Diario La Tribuna