Miles de puertorriqueños inundaron la Quinta Avenida de Nueva York para celebrar su tradicional desfile. - Diario La Tribuna