Constantes racionamientos de energía agobian a sureños - Diario La Tribuna