Un barrio deprimido, se han convertido en una nueva atracción de Nápoles. - Diario La Tribuna