Inseguridad en hospital público de El Progreso, Yoro, norte de Honduras, se debe al abandono de celadores. - Diario La Tribuna