Grandes cantidades de tierra y piedras imposibilita salvar a mineros hondureños. - Diario La Tribuna