Nehemías Méndez: A los pocos minutos de entrar a la mina, las paredes se cayeron - Diario La Tribuna