Pobladores de Marcovia, Choluteca, al sur de Honduras, están ingiriendo agua contaminada con heces y plomo. - Diario La Tribuna