Deforestadas zonas aledañas al río Pelo en Yoro, norte hondureño. - Diario La Tribuna