El diputado que mató las esperanzas de Libre - Diario La Tribuna