Muertes violentas en Honduras se convierten en prioridad para gobierno central. - Diario La Tribuna