Estados Unidos busca un método para matar a los criminales que no sea cruel. - Diario La Tribuna