Una explosión de gas convierte la ciudad de Kaohsiung en un campo de batalla - Diario La Tribuna