Personal de centros penales hondureños trabajan más de 72 horas seguidas. - Diario La Tribuna