Los recortes por la crisis económica actúan en las tablas de la Ópera de Roma. - Diario La Tribuna